lunes, 9 de marzo de 2015

El Conejito soñador y su Amada Luna

Sabes la verdadera historia del porque La Luna tiene una silueta de un Conejito…
    
 En un valle distante había construido su madriguera una mamá conejo, y ahí tuvo un pequeño Conejito que era lindo, curioso y travieso, era esponjoso,  muy comelón  y también cariñoso.
Su comida favorita es la “Lechuguita”, tiene muchas cualidades, una de  ellas es que es un conejito es muy sentimental, la mamá conejo siempre le decía que su corazón parecía más al de un Pollito…  
Pero con el paso del tiempo el conejito inquieto ya lo había recorrido todo, cada agujero, cada rama, cada hoja y hasta el arroyuelo del valle.
Cada noche antes de dormir, el conejito veía La Luna y quedaba maravillado por lo Hermosa que es, Mamá conejo lo abrazaba muy fuerte y le daba besitos esquimales, le hacía cosquillas en la barriga y le daba a morder dulces raíces florarles antes de arroparlo para dormir.

Pero conejito cada noche le decía lo mismo a la mamá conejo, ¡Quiero estar con La Luna, darle un fuerte abrazo y muchos besitos esquimales! Exclamaba siempre el Conejito…
  La mamá Conejo, le decía que cerrara sus ojitos y que soñara que estaba junto a la Luna.
Ya habrá tiempo para eso, decía mamá conejo, cuando seas más fuerte y te hagas mayor irás a donde quieras, pero aún eres mi conejito soñador y te quedarás conmigo porque eres pequeño e indefenso,  el conejito se contentaba y se dormía, mirando la luna e imaginando que estaba con ella…

Paso el tiempo y El Conejito crecía asiéndose grande y fuerte, el pensaba en cada noche que podía ver a su amada Luna y que llegaría el momento que estaría junto a ella.
El Conejito siempre estaba pensando como llegar a estar junto a su amada Luna y como llegar junto a ella.
Mas ocurrió un día que a las orillas del frondoso valle se escuchó un rugido raro, y conejito corrió a ver que ocurría, era un camión enorme el que rugía y conejito se trepó en él pensando que lo podría llevar al fin con su amada Luna.
 Entonces el camión se sacudió, tosió y arrancó a toda velocidad con todo y conejito quien sorprendido se carcajeaba y decía: ¡adiós, adiós valle! ¡adiós, adiós señor búho y señor topo! ¡adiós, adiós peces del arroyo! ¡adiós, adiós a todos! ¡Me voy, me voy al fin con mi amada Luna y podre darle un fuerte abrazo y muchos besitos esquimales para siempre! ¡No más conejito soñador! ¡Al Fin estaré junto a ella!

Sobre el camión observó el conejito muchos caminos, bosques y un lago, luego una gran carretera que se doblaba como una serpiente y después observó a una ciudad iluminarse mientras caía el atardecer, se acerca la hora decía El Conejito creyendo que al fin estaría con su amada Luna.
Aquel lugar era como un laberinto, lleno de ruidos y gente corriendo.
Nadie escuchaba ni era amable o atento, y conejito comenzó a sentir miedo.
Entonces respiró hondo y miró el cielo, ahí estaba su amada Luna y vio que seguía tan lejos como siempre y que el camión no lo había llevado con ella, que solo lo había alejado del valle, en esos momentos el conejito sintió un hueco en el pecho y en su pequeño corazón de Pollito.
Conejito se asustó, no sabía como regresar… se dio cuenta de que en verdad estaba  demasiado lejos del valle, Conejito lloró y sollozó mirando a su amada Luna, sabía que en algún lugar lejos, estaba ella y nunca, nunca podría estar junto a ella, aunque la amara con todo su corazón y que simplemente había sido un conejito soñador.
Paso el tiempo y el Conejito empezó a tratar de recordar el camino al Valle, logro salir de la ciudad, empezó a recorrer aquella carretera en forma de serpiente que se doblaba, llego a pasar aquel Lago y el bosque, caminando aquellos caminos donde había pasado, cuando logro ver su Hermoso Valle lleno de arboles frutales y bellos paisajes, el Conejito soñador, con lagrimones corriendo por sus mejillas peludas y su barriguita gruñendo de hambre, gruñendo por comer la Lechuguita que tanto le gustaba, corrió al Valle ,  buscando aquella  madriguera donde estaba la mamá conejo.
Al llegar a la madriguera la encontró vacía y no estaba la mamá conejo, el señor búho que todo lo había visto se le acerco y le dijo, la mamá conejo te estuvo buscando por mucho, mucho tiempo, al no saber nada de ti, su corazón se puso muy triste y murió de tristeza,  me ha dejado esta carta para ti, porque ella sabía que tenias que regresar algún día, el Conejito que no podía creer lo que escuchaba, abrió la carta leyó lo que decía;
Mi Conejito Soñador, con corazón de Pollito, cuando leas esta carta, no te entristezcas, ya que yo siempre estaré contigo, yo se que fuiste a buscar a tu amada Luna y también se que no has podido estar con ella, Pero ten presente que así como tu la Amas ella también te Ama, como yo también te amo a ti.
Conejito soñador, yo estaré contigo aún cuando este muy lejos de ti, cuando mires a tu amada Luna, me estarás mirando a mi también, cuando veas su mancha y si ves bien yo estaré allí, para darte las buenas noches, tú y yo nunca estaremos separados, pues aunque seas un gran soñador, podrás observar la Luna llena, incluso la luna menguante y sabrás que en su tenue brillo viaja todo mi amor para ti, Mi Conejito soñador mira la luna y estaremos juntos como hoy, como siempre, te lo prometo yo…
Conejito suspiro y dijo que no quería volver a estar sin ella, porque estar sin ella le hacía sentir un hueco gigante en el pecho y en su corazoncito de pollito.

Conejito, mira a su Amada Luna todas las noches y se imagina que esta junto a ella y su mamá coneja, sueña que están con él, en el valle, las abraza muy fuerte y les da muchos besitos esquimales.
Fin..
H...©2015 



7 comentarios:

  1. Que entrada más linda. Gracias por tu comentario tan agradable. Me quedo en tu casita.
    Besanises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias SOD. Mu gusta mucho tu blog, gracias por tomarte un tiempesito para visitarme y eres bienvenida ...
      Un Beso

      Eliminar
  2. Bonito cuento...
    Gracias por tu visita y tu comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos¡ Gracias por tu visita tambien y seguimos en contactos.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Una historia muy emocionante
    El comienzo la hace parecer muy infantil pero ese choque se sentimientos e impotencia me hicieron un nudo en la garganta. No se si me hizo feliz o triste pero llore y que mas puedo decir... es una gran historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola¡ Gracias por tu visita y comentario, bueno , la historia se basa más en un Amor incomparable, si hay algo infantil en el fondo , la idea es de una historia inocente y sentimental.

      Eliminar